Según una investigación que se publica en Nature Genetics, el color de los ojos puede indicar si una persona tiene un mayor riesgo de sufrir ciertas enfermedades graves de la piel. En concreto, los ojos marrones se asocian a una menor probabilidad de padecer melanoma.

El estudio, dirigido por un equipo de la Universidad de Colorado, ha analizado los casos de casi 3.000 personas con vitíligo, de ascendencia europea, identificando 13 nuevos genes que predisponen a esta condición.

Entre los pacientes con vitíligo, aproximadamente el 27 por ciento tenía ojos de color azul o gris; el 43 por ciento, marrones, y un 30 por ciento, verdes.
“Genéticamente, de alguna manera, el vitíligo y el melanoma son polos opuestos. Algunas de las mismas variaciones genéticas que ocasionan una mayor probabilidad de tener vitíligo, disminuyen la probabilidad de desarrollar melanoma, y viceversa”, afirma Richard Spritz, de la Universidad de Colorado.

El investigador añade que “el el vitíligo representa un exceso de actividad de un proceso normal, por el cual, el sistema inmunológico busca y destruye las primeras células cancerosas del melanoma”.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies