La mayoría de los padres se toman la molestia de poner crema solar a sus hijos. Sin embargo, se olvidan de uno de los mayores riesgos asociados al sol: el daño que provoca en los ojos de los más pequeños.

peques-necesitan-gafasLos oftalmólogos intentan ahora concienciar a la población del peligro de un exceso de exposición a los rayos ultravioleta, que es acumulativo e irreversible. Los niños y los adolescentes son especialmente vulnerables a los rayos del sol porque su cristalino no es lo suficientemente maduro y no filtra bien la luz de los rayos ultravioleta, lo que puede provocar daños en la retina.

De media, los niños reciben al año una exposición a los rayos solares tres veces superior a la de los adultos. Sin embargo, menos de la mitad de los padres obligan a sus hijos a usar gafas de sol, según un estudio del grupo comercial Vision Council, y de la Academia Americana de Oftalmología. Años de una excesiva exposición de nuestros ojos al sol pueden provocar tumores oculares.

Fuente: Laura Landro (Aeoptometristas)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies