Pérdida de Audición Consejos

Consejos para disfrutar del esquí con pérdida de audición

Con la llegada del frío llega también la temporada de deportes de invierno, y en España uno de los deportes más practicados en esta época es el esquí. El esquí es un deporte muy completo que contribuye a mejorar la forma física, se puede practicar en familia o con amigos y además supone una excelente oportunidad de disfrutar de la naturaleza.

Los deportes de invierno como el esquí requieren de un equipamiento especial y de ciertas protecciones para combatir el frío como son ropa impermeable y térmica, gafas para el sol que se refleja fuerte en las pistas, cremas solares para evitar quemaduras, casco para las caídas, orejeras para tener calientes los oídos, etc.

Los oídos son muy vulnerables al frío, sobre todo les afectan las enfermedades producidas por los cambios de temperatura, por ello es importante cuidar los oídos en invierno y tener una especial atención cuando se exponen a las inclemencias meteorológicas en lugares como la montaña mientras se practican el esquí y otros deportes.

El esquí es un deporte para todas las edades. Las personas que sufren pérdida auditiva deben tener claro que no es un impedimento a la hora de esquiar, simplemente habrá que tener en cuenta algunos aspectos importantes y seguir una serie de consejos para poder disfrutar de este bonito deporte.

Consejos para esquiar con discapacidad auditiva:

  • Es importante recibir unas clases para familiarizarse con el deporte si no se ha practicado antes. En muchas estaciones hay profesores y monitores especializados en personas con discapacidad, solo hay que preguntar si disponen de este servicio que puede ser de gran ayuda.
  • Antes de salir a las pistas es imprescindible avisar a las personas con las que se esquía de que se padece una pérdida auditiva. También habrá que acordar señales visuales con los compañeros de esquí para acciones como parar, o solicitar ir más deprisa o más despacio.
  • Una vez comience el descenso es importante no alejarse mucho del grupo, hay que mantener a los compañeros siempre a la vista para que puedan ayudar en caso de sufrir algún accidente o tener algún problema.
  • Respecto al equipamiento, es imprescindible escoger bien el casco con el que se va a esquiar. Es importante que el aire no interfiera con los audífonos. Para proteger los audífonos y asegurarlos, mejor colocar debajo el casco un pañuelo o una braga.
  • No olvidar las pilas de repuesto para los audífonos, el frío hace que las baterías se gasten con mayor rapidez y supone un riesgo cuando se está en la montaña, a no ser que lleves un audífono recargable como los de Phonak con batería de ion-litio que permiten estar oyendo 24 horas con una sola carga.
  • Divertirse y disfrutar.

Fuente: phonak.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *